INOSITOL: Lo que tienes que saber para beneficiarte de él

Introducción: ¿qué es el Inositol?

En el año 1850 el Doctor alemán Johannes Joseph Scherer aisló un compuesto procedente del músculo que llamaría Inositol. La molécula, con un parecido razonable al azúcar, acabó siendo incluida en la familia de los azúcares.

Podemos ver a la izquierda un ejemplo de estructura de un ciclitol (familia del Inositol) y a la derecha la estructura de un azúcar.

El Inositol es un Hexahidroxiciclohexano si nos ponemos las gafas de profes de química y consta de nueve isómeros de los cuales el más conocido por ser el más abundante en nuestro organismo y fisiología es el mio-inositol.

No obstante, tenemos el Scyllo, muco, D-Chiro, L-Chiro, Allo, Epi y Cis-Inositol como los otros isómeros existentes.

Esta familia de compuestos puede ser denominada Ciclitoles.

Además, existen moléculas de origen vegetal muy similares al inositol que derivan del mismo: secuoyitol, bornesitol, ononitol, brahol y mi favorito: el pinpollitol.

El Inositol forma parte de las membranas de nuestras células y como decíamos, en el organismo tenemos en un 99% Mio-Inositol y en un 1% D-Chiro-Inositol.

Por ello y para simplificar el asunto, cuando nos refiramos únicamente a “Inositol” podemos dar por hecho que mencionamos el Mio-Inositol (MI), uno de los ciclitoles.

Otro dato clave que tenemos que conocer es que el Inositol es una falsa vitamina o pseudovitamina del grupo B, pues existe síntesis endógena a partir del ácido fítico por enzimas fitasas (1).

Fuentes de Mio-Inositol

Podemos encontrar MI en fuentes dietéticas de lo más variopintas, como cítricos, granos enteros, frutos secos, germen de trigo, legumbres (1)(2).

Además, algunas bacterias saprofíticas de nuestra microbiota lo producen (1).

¿Qué beneficios para la salud tiene el Inositol?

Al ser parte de las membranas celulares el MI tiene un papel importante en múltiples procesos fisiológicos y cascadas de señalización celular.

Algunas de estas moléculas, como el D-Pinitol, D-Chiro-Inositol o el Secuoyitol tienen un papel insulin-mimético, lo cual abre la puerta a su utilización en pacientes insulinopénicos o con falta o disminución de esta hormona, como los diabéticos (3).

Muchos de estos ciclitoles actúan, por tanto, como insulin-sensibilizadores (4).

Además, el Inositol produce un incremento de la osteogénesis, el proceso según el cual se produce creación de hueso, y de la densidad mineral ósea. Esto lo consigue disminuyendo la osteoclastogénesis, es decir, activando menos las células que “comen” huesos u osteoclastos (5)(6).

De forma adicional, esta familia de moléculas tienen, in vitro e in vivo, un papel antioxidante, aintiinflamatorio y anti-neoplásico (7)(8), lo cual deja la puerta abierta a su uso en multitud de enfermedades crónicas. Queda por determinar, por lo tanto, la extensión de su utilidad y efectividad como suplemento. … si quieres seguir leyendo y te interesa, puedes pasarte por mi Patreon pulsando el siguiente enlace

https://www.patreon.com/posts/por-que-el-es-el-24043098